Inicio / Noticias y eventos / Noticias / Decisión de la Fiscalía de la Nación, una acción para aclarar situación de corrupción en Cartagena
27
SEP

Decisión de la Fiscalía de la Nación, una acción para aclarar situación de corrupción en Cartagena

Cartagena, septiembre 27 de 2017. Los gremios económicos de la ciudad, que integran el Consejo Gremial de Bolívar, en relación con la solicitud de imputación de cargos y eventual medida de aseguramiento por parte de la Fiscalía contra ocho concejales que estarían, presuntamente, comprometidos en la elección irregular de la Contralora Distrital Nubia Fontalvo Hernández, reciben esta nueva decisión de la Fiscalía General de la Nación como una acción más en la búsqueda de esclarecer la situación de corrupción política y administrativa en nuestra ciudad.

Este hecho, sumado a la suspensión y aseguramiento intramuros del alcalde Manuel Vicente Duque, inquieta enormemente, por las afectaciones que ya se sienten en la Administración, por la lentitud o inmovilidad que se observa frente a:

•El cabal cumplimiento del Plan de Desarrollo “Primero La Gente para una Cartagena Sostenible y Competitiva”, en lo referente a sus metas y megaproyectos de mediano y largo Plazo.
• La situación económica en que se encuentran las finanzas del Distrito de Cartagena.
• La precaria situación de confianza frente a la institucionalidad que debe sacar adelante las principales herramientas de planeación del territorio.

A la incertidumbre jurídica del Alcalde Manuel Vicente Duque, por los proceso legales que afronta, los cuales le impiden, y pudieran impedirle por largo período, cumplir con su encargo democrático, se suma ahora la suerte de los concejales de Cartagena quienes estarían presuntamente comprometidos en la elección irregular de la contralora distrital Nubia Fontalvo Hernández.

Y, en general, ante la grave crisis institucional que padece la ciudad, insistimos tanto al señor Alcalde Mayor de Cartagena de Indias, Manuel Vicente Duque Vázquez, como a los concejales de Cartagena que están presuntamente comprometidos, centrar todas sus energías en la defensa de su integridad y honra personales, dimitir de sus cargos y permitir a la ciudadanía que elija tanto a un mandatario comprometido con un programa realizable en el corto período que falta, pero que su mirada se pueda extender en el largo plazo, que estén  exentos de cuestionamientos, que puedan ejercer control estricto del presupuesto de la ciudad y prestos a atender los intereses de los ciudadanos cartageneros en vez de las propias necesidades particulares.